LA VIDA Y SUS MARAVILLAS

(1 - user rating)

Siempre es motivo de celebración cada estreno del estudio Ghibli y aún lo es más esta semana en que podremos disfrutar en los cines de dos de sus mágicas películas de animación, El Recuerdo de Marnie, nominada al Oscar como mejor película de animación  y la que ahora me ocupa, El cuento de la Princesa Kaguya.

Isao Takata es junto al maestro Hayao Miyazaki, uno de los pilares sobre los cuáles se sustenta la animación de esta casa. Y con esta película, el director de La Tumba de las luciérnagas, nos deja un conmovedor testamento fílmico de primera magnitud (muy por encima de las películas de animación que suele ver el espectador de a pie).

Nos encontramos a un cortador de bambú, ya anciano, que mientras trabaja haya un descubrimiento sorprendente: Una pequeña "princesa" dentro de una de las cañas de bambú. Se la lleva a casa y, junto a su anciana mujer, la criarán como si de una hija propia se tratara, desde bebé hasta la juventud, enfrentándose a un destino tan mágico como extraño. En el bosque, la pequeña irá creciendo y será feliz, mientras que más años más tarde, se convertirá en una rica princesa a la que no le faltarán ni instrucción, pretendientes ni adoración. Pero la princesa no es feliz y se rebelará contra el destino...

Takata nos propone un cuento sobre el milagro de la vida, cómo un ser puede cambiar por entero la existencia de dos personas. Asimismo, convierte esta animada pieza de orfebrería -pintada a trazos de acuarela sencilla que se acaba sofisticando al ritmo de su protagonista- en un hermoso canto sobre la Naturaleza, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad cotidiana, -aunque sea a través de la rebeldía-, que son algunos de los temas recurrentes del Universo Ghibli.

Urge comentaros que no dejéis los pañuelos en casa porque los vais a necesitar (es de las películas con las que más y más veces he llorado en una sala de cine) y recomendaros la película, de casi 140 minutos, para adultos y para niños más mayorcitos, que puedan comprender el sentido de la fábula y maravillarse de lo bonita a la par que triste y complicada  puede llegar a ser la existencia humana.

SONIA BARROSO.-

EL CÍRCULO DE GHIBLI

(1 - user rating)

En este mundo hay un círculo mágico invisible. El círculo tiene un interior y exterior. Estas personas están en el interior. Y yo estoy fuera". Así empieza el epitafio de Ghibli, el último canto de cisne de la casa de Totoro, Porco Rosso o La Tumba de las luciérnagas.  Triste pero cierto. Esta es la última película de la factoría y con ello, el hueco que nos deja es gigantesco.

Esta despedida viene de la mano del director de Arriety, Hiromasa Yonebayashi, que adapta al mundo Ghibli El recuerdo de Marnie (When Marnie was there), de la escritora Joan G. Robinson. Y lo hace como siempre nos tiene acostumbrados a los seguidores del trabajo de dicho estudio de animación: En esa liga en la que ya nadie juega. Con unos dibujos hechos a mano que alcanzan un grado de belleza que a uno le dan ganas de darle un bocado hasta a los tomates que salen de la pantalla. Y sin gafas de por medio...

En esta ocasión tenemos una historia realista y costumbrista con un toque sobrenatural. Si bien la naturaleza es importante y algunas de las inquietudes de la factoría están presenten en este film, está claro que Marnie está mas cerca de Susurros del Corazón que las odiseas imaginativas de Miyazaki.

La historia se centra en Anna. Ella es una chica solitaria, callada y sin amigos, que parece preferir mil veces pasar la tarde dibujando en lugar de decir “hola”. Su madre adoptiva, preocupada por su hija, decide enviarla a pasar una temporada con sus tíos por recomendación del médico para ver si el aire puro del campo ayuda a la joven a salir de "su círculo". Es allí donde conocerá a Marnie y donde su vida cambiará para siempre...

Ghibli como siempre lleva a su terreno el proyecto y aún usando un texto sajón, lo hace suyo nuevamente. No sólo eso. Creo que su carga emotiva esta muy bien llevada y si a eso le sumamos esa cadencia, su fuerza visual y esa banda sonora marca de la casa nos encontramos en un producto de los que dejan huella. El principal problema es que aún siendo una buena historia para contar, la película tarda demasiado en desarrollarla.

Tras su excelente primera hora a la película considero que cada vez le cuesta mas avanzar y los 90 minutos si bien no aburren, se antojan algo excesivos en algunos pasajes. Quizá Marnie hubiera quedado mejor en un mediometraje, pero puede que el hecho de ser el proyecto con el que cerrar la factoría haya hecho que alargaran el metraje hasta la hora y media. Lo desconozco y, aunque no sea tan redonda como las más célebres obras del estudio, Marnie es muy superior a Arriety y supone un buen cierre a una filmografia que quedará viva en nuestros corazones. Sayonara Ghibli. Y gracias.

JOAN BOTER ARJONA.-
   

PRESAS POR SER MUJERES

(1 - user rating)

¿Es Mustang una película reivindicativa y feminista? Vamos a analizarla para que saquéis vosotros vuestras conclusiones.

En un pueblo de Turquía cerca del mar viven cinco hermanas huérfanas con su abuela, cuando finaliza el colegio deciden irse a la playa con unos amigos para divertirse y pasarlo bien, pero lo que para ellas solo es un divertimento inocente para los vecinos no lo es.  Con la llegada de su tío les corta las alas de raíz, al considerar su conducta como amoral y fuera de las normas religiosas y culturales. Así pues, a partir de este momento los adultos les imponen por cada escapada o comentario de vecinos en un confinamiento completo en su propio hogar, convirtiéndolo en una prisión y obligando a las hermanas a aprender tareas domesticas para ser buenas esposas sin saber quienes son sus maridos ya que las familias se ponen de acuerdo para casarse con ellas.

La película adopta el punto de vista de la pequeña Lale, la más rebelde de todas, que nos relata de qué manera va cambiando su vida y la de sus hermanas y cómo afrontan cuando cada una de ellas su propuestas de matrimonio. Comparada en algunos aspectos a Las Vírgenes Suicidas, de Sofía Coppola, Mustang va mucho más allá en su parte más reivindicativa.


La directora Deniz Hamze Ergüven denuncia  la sociedad rural turca más conservadora y opresora con las mujeres y la salsedad de la doble moral, que simboliza en el régimen turco entre el mundo rural y el urbanita. Ello se materializa en unos personajes que van desde la pre adolescencia hasta casi la mayoría de edad, que sienten el despertar de sus sentimientos y no pueden mostrarlo; Son como presos políticos que buscan su libertad e intentan escapar de ese mundo tan cerrado.

JR PALOMAR.-

LOS DEMONIOS DEL PASADO

(1 - user rating)

El Regalo es una película complicada de explicar, pues a nada que cuentes del argumento, puedes soltar un spoiler con relativa facilidad. Es la ópera prima de Joel Edgerton (El Gran Gatsby, Animal Kingdom, Warrior y, próximamente, en Jane got a gun junto a Natalie Portman) que ejerce de "hombre-orquesta", pues asume las tareas de director, guionista, productor y uno de sus protagonistas, "Gordo", el detonante de todos los acontecimientos.

A grandes rasgos, contaros que Simon (Jason Bateman), es un hombre al que le ha ido muy   bien en la vida, tiene un buen trabajo, por el que ha de mudarse de Chicago a California y Robyn, una esposa inteligente, una diseñadora de interiores que le ama y con la que quiere formar una familia. Pero, un día casualmente se encuentran a "Gordo", un ex-compañero del colegio, que comienza a agasajarles con invitaciones y regalos, ganándose la simpatía de ella y la desconfianza de él. Y hasta aquí podemos leer.

Aunque dicho así podríais pensar que es el típico y tópico thriller-telefim-de-sobremesa, de intrigas familiares, triángulos amorosos y celos por doquier, estáis equivocados. Edgerton maneja el suspense con buen sentido del ritmo y dosificando las sorpresas y giros argumentales, que cada vez van más in-crescendo.

No es una película de terror -aunque hay algún susto- sino más bien un thriller psicológico que ahonda en la cotidianidad de los tres personajes principales y la relación que se establece entre el pasado y el presente. Las consecuencias y "demonios" del pasado en el presente, el carácter y la manera de actuar de cada uno como determinante en su destino son algunos de sus temas.

También el triángulo entre Jason Bateman -en un papel bastante alejado alejado al que nos tiene acostumbrados en cintas como Juno, Cómo acabar con tu jefe, etc.-, Rebecca Hall -que demuestra su potencial como actriz dramática- y el propio Joel Edgerton funciona como un mecanismo de relojería.

Al espectador le interesa lo que les ocurre, se implica en el relato hasta sus últimas consecuencias. No es una película ni macabra ni sangrienta ni desagradable, aunque el final es bastante terrible; sabe jugar en todo momento con la inquietud, la angustia y resulta un film perturbador. No es ni De repente un extraño ni Mientras duermes, aunque tenga elementos de ambas, pero es muy eficaz sin ser efectista. Un buen thriller que deja buen sabor de boca y ganas de saber cuál será la próxima propuesta de Edgerton como director.

SONIA BARROSO.-

 

MEMENTO EN LA TERCERA EDAD

(1 - user rating)

Atom Egoyan es un director muy personal cuyas películas no dejan a uno indiferente. Éste es el caso de Remeber, su último thriller, un angustioso viaje hacia el dolor, el pasado y las heridas aún abiertas del nazismo. Christopher Plummer realiza una portentosa interpretación como Zev Gutman, un viejito que acaba de perder a su mujer y que, después del entierro de ésta, recibe un complicado encargo de Max Rosenbaum, un compañero judío de la residencia geriátrica. Se trata de ir a buscar a un hombre llamado Rydy Kulander, el sicario de su familia, para ajustar cuentas con su terrible pasado.

Zev emprenderá una extraña road-movie en solitario, que le llevará por medio América e incluso Canadá, en busca de este carnicero. Zev tiene una peculiaridad, no recuerda muy bien lo sucedido y tiene lapsos de memoria, a causa de la demencia senil. Como si fuera el protagonista del Memento, de Christopher Nolan, pero en la tercera edad, también Zev se anota cosas para recordar en su brazo. El espectador nota que le sube la tensión con cada  descubrimiento, con cada uno de los "posibles" Rudy Kulander con los que se cruza en su camino.

Con una puesta en escena austera y minimalista y sin grandes efectos, más que la interpretación de Plummer y algunos giros de guión inesperados -atentos a las explosiones de violencia verbal en dos de los momentos claves de la cinta-, Egoyan consigue un prodigioso thriller dramático. El director plantea temas como la identidad, pérdida de memoria, fragilidad de la vida, heridas reabiertas y atrocidades del nazismo versus el  judaismo. Muy recomendable, pues es una película inteligente, que consigue atrapar al espectador, sin grandes efectos, y que funciona de principio a fin, dosificando su dramatismo e intriga, con una precisión de relojería que desarma.

SONIA BARROSO.-

Facebook

Madresfera

¡Me gusta!

¡Síguenos en Twitter!

                                                                      hit web counter
                                                                     NÚMERO DE VISITANTES